Una aventura espacial

El Hospital de Sant Joan de Déu de Esplugues de Llobregat ha decorado el área de diagnóstico por la imagen como si fuera una nave espacial para ofrecer un ambiente más acogedor a los niños que se someten a pruebas como resonancias magnéticas o TAC.
Según Maria Teresa Maristany, jefa del servicio, con la nueva decoración espacial "los niños quedan fascinados, colaboran más, no tienen miedo y esto se ha traducido en una disminución del 18% en el uso de la anestesia y en una reducción de las pruebas de repetición".

 Desde que los niños llegan al vestuario hasta que se someten a la prueba se invita a los pacientes a vivir una aventura por el espacio mediante la decoración. Las paredes y el mobiliario están forrados de imágenes que recrean la vida cotidiana de un astronauta y en la sala de radiología el techo es un cielo azul oscuro con estrellas y planetas y la máquina está decorada como una nave espacial.

Comentarios