Sobre la disolución del American Board of Nuclear Medicine (ABNM)

Resumen de las novedades de la Sociedad Americana de Medicina Nuclear que publica el número de octubre del JOURNAL OF NUCLEAR MEDICINE. En este caso se intenta aclarar dudas sobre el nuevo diseño de la formación (troncalidad).


El American Board of Nuclear Medicine (ABNM) y el American Board of Radiology (ABR), reunidos en un grupo de trabajo, comunicaron en abril la propuesta de desaparición del órgano docente y de acreditación de formación de Medicina Nuclear (ABNM) para integrarlo en el de Radiodiagnóstico (ABR) con una reforma del itinerario formativo de Nuclear, que pasaría a ser de 2+3 años de Medicina Nuclear+Radiología.

La Sociedad Americana de Medicina Nuclear, con fecha 30/09/2015, no ha aceptado las bases de esta propuesta. Los motivos, que (en el sistema americano) especialistas distintos a los Radiólogos no podrían especializarse en Nuclear y que permitiría que los Radiólogos con 4 meses de formación en Nuclear pudieran ejercer como Nucleares (actual formación en Radiología en USA).
..................................................................................................................................................................

Q : ¿Es la declaración conjunta una propuesta o una decisión final ?
R: No hay ninguna decisión final. La declaración conjunta es una propuesta desarrollada durante las reuniones y conferencias telefónicas del American Board of Nuclear Medicine y el American Board of Nuclear Medicine y está siendo presentada a las partes interesadas. El centro de la propuesta es la creación de una nueva disciplina central de Nuclear Medicina/Radiología diagnóstica (denominada actualmente como NM/DR, con el nombre oficial aún por decidir), bajo la American Board of Radiology. Esto daría como resultado tanto de la disolución de la American Board of Nuclear Medicine como miembro del Board Americano de especialidades Médicas (ABMS), como la eliminación de la Radiología Nuclear (NR) (formación en Nuclear para radiólogos) como una subespecialidad de Radiología diagnóstica. La propuesta también prevé la sustitución de los múltiples itinerarios educativos actuales que conducen a certificación en Medicina Nuclear o a la subespecialidad en Radiología Nuclear, con una propuesta educativa combinada.

Q: ¿Por qué se está estudiando esta propuesta?
R: Esta propuesta se sugiere como una forma de avanzar en el campo de la Medicina Nuclear y en última instancia mejorar la atención al paciente. El número de residentes en Medicina Nuclear ha ido disminuyendo y varios programas de capacitación Medicina Nuclear han cerrado. Una de las principales preocupaciones es la falta de oportunidades de empleo para Médicos Nucleares sin certificación en Radiología Diagnóstica. Los residentes actuales tienen una experiencia variable de aprendizaje CT y no ha sido posible ampliar la formación CT en algunas instituciones. Además, la ampliación de la formación residente de Medicina Nuclear en una más amplia variedad de técnicas de imagen, como la resonancia magnética, podría servir como una base clave como las nuevas tecnologías, como imagen molecular no radioisotópica y técnicas de imagen híbridas.
El número de programas de capacitación en Radiología Nuclear también disminuyó ligeramente durante los últimos 13 años. En el año académico 2013-2014, había 47 programas de Medicina Nuclear y 107 alumnos y 20 programas en Radiología Nuclear y 15 alumnos. Teniendo en cuenta que había más de 1.000 residentes de Radiodiagnóstico ese año, el interés por la Radiología Nuclear se ha mantenido bajo. A menos que encontremos una manera de trabajar juntos, esta tendencia puede conducir a mayor deterioro de la práctica de la medicina nuclear en su conjunto.
El American Board of Radiology reconoce que Medicina Nuclear es independiente y merece seguir siendo una disciplina bajo el paraguas de la American Board of Radiology como la Oncología Radioterápica, la Física Médica y la Radiología intervencionista, en lugar de ser absorbida como una subespecialidad de Radiología Diagnóstica.

Q: ¿Cuál es el plazo para la implementación?
R: Nuestra fecha límite para llegar a una decisión sobre la conveniencia de seguir adelante con esta propuesta es octubre de 2015. Si la propuesta es aprobada, se necesitarían por lo menos un año o más para la reestructuración organizativa. Los cambios en itinerarios de formación existentes pueden necesitar varios años para una transición ordenada a una sola vía.

Q: ¿Quién estará a cargo de la nueva NM/DR?
R: Si bien no se han decidido los detalles sobre la nueva Medicina Nuclear, la consideración por el liderazgo sería abierto a todos los médicos certificados en Medicina Nuclear y Radiología Nuclear, incluyendo médicos Nucleares con o sin certificación Radiología diagnóstica.

Q: ¿Qué ventaja tiene la doble vía de formación propuesta en comparación con las vías existentes similares?
R: En este momento hay tres itinerarios educativos que conducen a la certificación en Radiodiagnóstico, Medicina Nuclear y/o Radiología Nuclear.

El primero es de 4 años de entrenamiento Radiodiagnóstico, seguido de un año de Medicina Nuclear o de Radiología Nuclear, que permite a los residentes de Radiodiagnóstico elegir Medicina Nuclear o Radiología Nuclear hacia el final de su residencia.

La segunda vía consiste en 16 meses de entrenamiento Radiología Nuclear/ Medicina Nuclear durante los 4 años de formación Radiodiagnóstico, aprobado por el ABR en 2010.

El tercero, la vía más reciente es una vía integrada, en la que los alumnos reciben 2 años de formación en Medicina Nuclear y 3 años de entrenamiento Radiodiagnóstico en una sola institución.
Sin embargo, a pesar del apoyo de la ABNM y ABR, los programas integrados han sido lentos en crecer y pueden ser difícil de implementar. Mientras que varias instituciones han tenido éxito, es difícil para los demás para hacer frente a la complejidad de los programas integrados.

Según la propuesta actual ABNM-ABR, una única especialidad combinada podría tener múltiples puntos de entrada. Algunas discusiones internas actuales se centran en un posible camino que implica un internado más 2 años de medicina nuclear y 3 años de Radiodiagnóstico. Este programa podría garantizar la formación básica de radiología y la formación en Medicina Nuclear y podría establecer coherencia a nivel nacional en los requisitos del programa y planes de estudio. La vía combinada garantizaría que todos certificados tendrían el mismo nivel de formación en Medicina Nuclear que en Radiodiagnóstico.

Q : ¿Por qué necesita disolverse el American Board of Nuclear Medicine?
R: El American Board of Nuclear Medicine se convirtió en un miembro de la junta de los ABMS en 1971. El American Board of Nuclear Medicine ha certificado a más de 5.000 diplomados , y tiene más de 4.000 diplomados activos actualmente . El American Board of Nuclear Medicine es financieramente fuerte y operativamente robusto. Por lo tanto, no está en riesgo de disolución por razones internas. La justificación de la disolución voluntaria es apoyar la formación de una nueva disciplina en Medicina Nuclear/Radiodiagnóstico bajo el American Board of Radiology con el fin de avanzar mediante el establecimiento de una única vía de formación que promueva altos estándares educativos con amplia experiencia en imagen , preservando una formación rigurosa, resultando en una atención al paciente de alta calidad. Los intentos anteriores para lograr estas metas como especialidades independientes han tenido un éxito limitado.

Q : ¿Qué implicaciones tendrá la disolución del American Board of Nuclear Medicine?
R: La propuesta daría lugar a que el American Board of Nuclear Medicine dejaría de existir como órgano independiente para convertir a la Medicina Nuclear en una disciplina nueva, separada, dentro de la Radiología, igual que la Radiología diagnóstica, la Oncología Radioterápica, la Radiología Intervencionista y la Física Médica.

Comentarios