¿Y si el ángel de la guarda fuera enfermera?

Albert Jovell, médico y sociólogo fundador del Foro de pacientes, dedicó los últimos años de lucha contra su propia enfermedad a generar un profundo debate sobre la calidad en la asistencia a los pacientes, la necesidad de humanizar la medicina, el valor de la participación, de la corresponsabilidad, del reconocimiento del papel central del paciente en el sistema sanitario, la importancia de escuchar al paciente y la necesidad de que los centros asistenciales y hospitales sean más cercanos a las necesidades de los mismos:

"El "síndrome de desasosiego" acompaña a menudo a las personas enfermas y que también es conocido como el síndrome de las diez D: desánimo, desdicha, desolación, desaliento, desgracia, desencanto, desazón, desconcierto, desamparo y desconfianza."

"La medicina o la ciencia se mueven en un terreno probabilístico, y los sujetos, en un terreno binario. Las cosas son o no son. Eso dificulta la relación con el médico"

"Al cabo de un par de horas la enfermera se acerca a la habitación. El paciente le hace todas las preguntas que no ha sabido hacerles a los médicos. La enfermera tiene una solución para cada problema y una respuesta para cada pregunta. Incluso es capaz de anticipar cuál puede ser el día del alta hospitalaria en función de la evolución de la enfermedad. El paciente se siente agradecido y reconfortado. Todas sus preguntas y dudas se han aclarado en un momento. ¡Suerte que estaba ella! En esos instantes de vulnerabilidad y desasosiego el paciente, ya aliviado, piensa: ¿Y si el ángel de la guarda fuera enfermera?

"El contrato social de los pacientes es con los médicos, no con los políticos. Uno de los problemas de la medicina es que hemos convertido a los médicos en asalariados y ahora forman un colectivo profesional insatisfecho, desmotivado, mal pagado, y como los gestores saben que es así permiten incumplimientos en el horario y la dedicación que de otra forma no se tolerarían. El sistema no es capaz de distinguir entre el médico que trabaja bien y el que lo hace mal, y aunque tenemos leyes muy avanzadas, no se cumplen. Por ejemplo, tenemos regulado el consentimiento informado, pero la información es tan deficiente que yo lo llamo el consentimiento firmado, porque parece que lo único que se busca es la firma. Necesitamos despolitizar la sanidad".


Los esfuerzos de Jovell han tenido pasados los años un éxito parcial, calando en la conciencia de los profesionales, favoreciendo el desarrollo de iniciativas normativas que reconocen el valor de "ser paciente" y facilitando el desarrollo de la cultura de la llamada "calidad asistencial", ya no movida desde el entorno del paciente sino desde el colectivo y la estructura sanitaria.

A día de hoy, en esta tarea por conseguir una asistencia de calidad, la atención directa al paciente es el eslabón más débil y choca con  actitudes y costumbres ya arraigadas en nuestra sociedad que tiran por tierra un camino emprendido:

¿Se siente seguro un paciente que, mientras sube a una camilla, dolorido, preocupado, con frío, con un horrible camisón que le deja permanentemente el culo al aire, escucha un relato sobre el último partido de champions, la cena en el restaurante de anoche o el mejor chiste de whatsapp? ¿Le da confianza saber que no nos pagan la extra o que se ha acabado el suministro de agujas y no las reponen?

Podemos diseñar indicadores, reunirnos en comisiones clínicas, analizar campos de actuación, diseñar líneas de mejora, hacer encuestas, pero...

Artículo 73. Respeto a las personas.
Todas las personas están obligadas a mantener debido respeto a los pacientes, acompañantes y al personal que presta sus servicios en los centros, servicios y establecimientos sanitarios, dentro o fuera de su respectivo centro, tanto en su dignidad personal como profesional.

                                                                  Ley foral 17/2010, de 8 de noviembre, de derechos y deberes de las personas en materia de salud en la comunidad foral de Navarra



Mira a tu paciente
Se receptivo
Concéntrate
Haz preguntas
Toma notas
Evita hablar demasiado rápido
Utiliza palabras sencillas
Se preciso
Repite los conceptos clave
Explica
                    Respeta

Comentarios