Ir al contenido principal

Innovando: imagen PET virtual

La realidad virtual y aumentada está tan cerca de ser la primera nueva tecnología que se estandarice, que ya surgen usos médicos. Según el proyecto en el que trabaja el equipo del Hospital Universitario de Araba formado por Mª Ángeles García Fidalgo, Jesús Cortés Rodicio y Gaspar Sánchez Merino de Física Médica e Ignacio Tobalina Larrea de Medicina Nuclear, podría mejorar la realización de biopsias.
Su proyecto "Asistente para biopsia guiada por imagen” fue Prize Winner en el Quality Innovation of the Year 2016 (Excellence Finland), en la categoría de Innovación Potencial en 2016 y ahora tras conseguir financiación de la Fundación para la Innovación y la Prospectiva en Salud Española (FIPSE) e incorporarase al programa Idea2 Global del MIT (Massachusetts Institute of Technology) este le ha otorgado su Medical Innovation Award.
Inicialmente el proyecto era un kit fungible estéril para biopsia guiada por imagen  PET-TC, formado por un marco estereotáctico que parametriza el espacio del paciente mediante un sistema de coordenadas esféricas, con alojamiento preciso para fuentes emisoras de positrones y una base adhesiva para el posicionamiento y fijado sobre la zona anatómica a biopsiar, una aguja para biopsia graduada con una escala métrica y con un alojamiento específico para el posicionamiento preciso de una fuente emisora de positrones y un sistema digital de procesado multiplataforma que permite la obtención de la coordenadas esféricas precisas de la zona diana a biopsiar y la verificación de posicionamiento de la aguja a partir de las imágenes de emisión de positrones. La utilización de esta herramienta aumenta la exactitud de la punción y disminuye el tiempo del procedimiento. La seguridad para el paciente aumenta al evitar la repetición de punciones y minimizar la dosis de radiación recibida.
Con el acceso al MIT la solución se ha reformulado, para lo que ahora trabajan con la empresa madrileña Plain Concepts: «lo que haremos es virtualizar ese marco», profundiza Gaspar Sánchez Merino, Radiofísico del hospital, «guiar al médico en el proceso de la biopsia, indicándole, mediante información que se superpone sobre el mundo real, el modo de proceder». Y, continúa: «Nos hemos movido del mundo real al virtual y hemos expandido las posibles aplicaciones, porque ésto nació para hacer biopsias guiadas por un PET, y ahora, más que para eso, sirve para cualquier tipo de procedimiento de biopsia habitual».
Lo interesante es que combina la realidad aumentada con el concepto de asistente propio de la inteligencia artificial. «En realidad será un asistente virtual, que le dará al médico indicaciones que puede utilizar o descartar, en función de la situación clínica», añade Sánchez Merino.
Tanto la propuesta original, como ésta pueden reducir el tamaño necesario del elemento que se biopsia. Sin embargo, la segunda versión amplía las ventajas. Si al principio había que colocar el marco encima del paciente, generando una preocupación añadida para el médico, ahora serán unas gafas que dejarán las manos libres y devolverán el poder de decisión.

Comentarios