Del daño miocárdico al infarto

Nuevos conceptos en patología aguda: se debe usar el término daño miocárdico cuando haya evidencia de valores de Troponinca cardíaca  elevados (cTn). El daño miocárdico se considera agudo cuando hay un aumento o caída de cTn y será infarto agudo si, demás de otros items, existe evidencia por imagen de pérdida de miocardio viable o anomalías regionales de la motilidad de la pared nuevas, siguiendo un patrón compatible con una etiología isquémica.

Además de la actualización, se agradece leer en la Fourth Universal Definition of Myocardial Infarction 2018 -European Heart Journal January 2019- y en su traducción, en el Consenso de la ESC -Rev Esp Cardiol. 2019;72:72.e1-e27- :
"Las técnicas de imagen comúnmente utilizadas en el IM agudo y crónico son la ecocardiografía, SPECT o PET, RM y posiblemente la TC. Solo las técnicas con radionucleótidos ofrecen una valoración directa de la viabilidad de los miocitos, debido a las propiedades inherentes de los trazadores utilizados. Otras técnicas permiten valoraciones indirectas de la viabilidad miocárdica, como la respuesta contráctil a la dobutamina por ecocardiografía o el aumento del espacio extracelular secundario a la pérdida celular por RM o TC."
"En ausencia de causas no isquémicas, el adelgazamiento del miocardio regional, la cicatriz o la disminución de la motilidad de la pared en la ecocardiografía, la SPECT, PET o la RM aportan evidencia sólida de IM previo, sobre todo cuando los criterios electrocardiográficos son ambiguos."

Actualizando la definición de infarto de miocardio:
  • En el IM tipo 1, el aspecto esencial es la relación causal con la enfermedad arterial coronaria aterotrombótica, desencadenada por una disrupción de la placa aterosclerótica.
  • El IM tipo 2 se caracteriza por un desequilibrio entre el suministro y la demanda de oxígeno como causa.
  • El IM tipo 3 es aquel en el que los pacientes con clínica y cambios electrocardiográficos sugestivos de isquemia miocárdica, fallecen antes de que se pueda realizar una determinación de cTn, o haya dado tiempo a que esta se eleve. Este se diferencia de la muerte súbita, que incluye muerte de causas no cardiacas.
  • El IM tipo 4 es el que aparece tras la realización de un procedimiento coronario. El IM Tipo 4a requiere una elevación de cTn > 5 veces del percentil 99 del LSR en pacientes con valores basales normales; además, debe asociarse al menos a un criterio de nueva isquemia miocárdica: cambios en ECG, pruebas de imagen o hallazgos angiográficos que demuestren una reducción en el flujo coronario. El IM tipo 4b se define como aquel IM en el que la lesión culpable es una trombosis del stent. En el IM tipo 4c la lesión culpable es una reestenosis, o una lesión compleja. 
  • Por último, el IM tipo 5 se asocia a cirugía de revascularización miocárdica, con la elevación de los valores de cTn > 10 veces el percentil 99 del LSR en las primeras 48 horas poscirugía.

Comentarios